Consistencia

Consistencia

¿Qué harías si supieras que puedes lograrlo todo? Esta semana vamos a hablar sobre uno de los elementos que más puede ayudarte a lograr todas tus metas: la consistencia. ¿Cuántas veces has comenzado la misma cosa una y otra vez, sólo para dejar de hacerlo al par de días o semanas? La consistencia es ese gran clave para lograr el éxito que estás buscando.

Normalmente, comenzamos a hacer las cosas cuando algo no está del todo bien en nuestras vidas: alguna enfermedad, una toma de consciencia, o alguna comparación. En ese momento “decides” que ya no puedes seguir y comienzas a hacer cambios. Tomas la suficiente fortaleza para arrancar ese nuevo hábito que sabes que te va a apoyar a lograr muchos de tus sueños y comienzas a hacerlo. Lamentablemente al par de días, esa fuerza desaparece y estás donde comenzaste. Este “ciclo” es muy frecuente, y son aquellas personas realmente exitosas las que aprenden a romperlo y mantenerse haciendo las cosas que saben que son importantes para ellos. ¿Conoces gente así? Son personas que de manera constante, todos los días, están haciendo las cosas que son importantes para ellos: ejercicio, una alimentación sana, meditar, o quizá practicar alguna disciplina, etc. Es gente que aprendió a mantenerse enfocado en aquellas prácticas o hábitos que los mantienen por encima del resto de las personas.

Es altamente probable que ya sepas que cosas puedes (o debes?) comenzar a hacer para mover tu vida hacia adelante. Sin embargo, como lo comentamos en el episodio anterior “Transforma tus hábitos”, todo lo que hacemos es por ganar placer o evitar sufrimiento. Yo entiendo, es mucho más placentero quedarte en cama a tener que levantarte temprano para ir al gimnasio. Finalmente, ¿Brincarte un día no tiene impacto? ¿O sí?

Mantener tu consistencia puede parecer complicado, en particular por 3 elementos que la componen:

  • 1

    Son fáciles de hacer

    La idea es que te comprometas a hacer cosas que sean fáciles de hacer. Por ejemplo, hacer 1 minuto de ejercicio al día. Si, sé lo que estás pensando ¿Qué impacto puede tener hacer un minuto de ejercicio cada día? El problema es que así como es muy sencillo realizar esta actividad (todo mundo tiene un minuto al día), la realidad es que es igual de fácil no hacerlo. Y es aquí donde caemos en la trampa. Pensamos que porque es fácil, podemos no hacerlo.

  • 2

    Resultados invisibles

    Siguiendo con el ejemplo, si hicieras un minuto al día, no necesariamente vas a ver resultados en ese instante, ¿cierto? Lo interesante es que con este tipo de dinámicas, no sólo estas trabajando tu cuerpo, sino también tu confianza y autoimagen. ¿Cuántas veces te ha ocurrido que dices que vas a hacer algo, y por dentro te ríes de ti mismo sabiendo que no vas a hacerlo? ¡Es porque dejaste de confiar en ti! Después de algunos días de ser consistente en las cosas que te propones, comenzarás a notar que te sientes más fuerte para lograr aquellas cosas que te propones, porque sabes que lo que dices lo cumples. Además, no intentas sembrar y cosechar la semilla el mismo día, ¿o sí? No es posible, por lo que es un trabajo de todos los días, hasta que un día, ves ese gran resultado frente a ti.

  • 3

    "No tienen importancia"

    ¿Qué impacto puede tener el hacer un minuto de ejercicio al día en tu cuerpo? Parecería al inicio que ninguno, y precisamente por eso es que asumimos que hacerlo no tiene ninguna importancia. Pero como ahora ya sabes, no sólo estás trabajando tu cuerpo, sino tu confianza y autoestima. Alimenta eso todos los días y te convertirás en alguien imparable. Esta misma dinámica aplica para absolutamente todo lo que quieras hacer, desde meditar, leer, escribir, componer, comenzar un negocio, desarrollar un curso, etc. La consistencia es la clave

Así que ahora ya lo sabes, comienza en pequeño, todos los días, sin fallar. Pequeñas acciones hechas de manera consistente generan grandes resultados. Comparte este episodio, déjame tus comentarios y nos vemos pronto. No olvides descargar tu guía de este episodio 😉

#ExplotaTuPotencial

La mejor forma de aprender algo es haciendo. ¿Qué acciones vas a tomar con lo que aquí viste?